I.
Así dejo escrito
en un abrazo con aquel
que hizo lo propio
hace un siglo:
existo.

II.
Que conste en acta,
que si te escribo
más de mil versos
por segundo
lo hago para olvidar
más rápido
tu recuerdo,
trocándolo
en utopía.

III.
Un secreto
que discurre
en silencio
entre la ausencia
y la nostalgia.
Un gemido hueco
que calla el temblor
de lágrimas ahogadas
a la luz de la distorsión.
Obsesión maldita
que no se detendrá
hasta que hale el cable
y caiga
      horizontal
sobre la nada.
Anuncios