yo soy la montra
la que camina por la calle del conde
como si estuviera en una pasarela de oscar de la renta
a los hombres se le sale la baba cuando me ven
y yo de reojo veo como entre sus pantalones
crece un animal siniestro  que quiere morderme
el cuero más cotizado de la zona
la que bebe  romo a pico e botella en el colonial
y cuando esta borracha se sube en el mostrador a hacer striptease a ritmo de dembow
la emperatriz celeste del parque duarte
la que enrola cigarrillos de luna sentada en la placita billini
la golosa la que se come un hombre de desayuno
otro de comida y  todos los que aparezcan de cena
la montra la que tiene el culo más grande que un vagón del metro
la de las tetas de mango
presidenta advitam de asodopica
ando con una navaja en la cartera para picotear a las putas que me hacen competencia
ahí la llevo junto al perico y el romo entre los libros de poesía y un cidi de omega
yo soy la montra  la que planchando sabanas con la espalda
compró un apartamento en naco
la amiga de sobeida y de los poetas de los ochenta
a la que el Terror le cantaba “mi amada es una perdida”
la que se sienta a hablar sobre Cioran en el palacio de la esquizofrenia y para matar las tardes juega ajedrez con Roque
la que escribe poemas de amor
y anhela reencarnar en una megadiva  o en un diputado que es casi lo mismo
la montra la degracia
la que llora escondida en el baño el maldito vacio que la carcome
ese bulto amoratado
sembrado de gusanos soy yo
ese terreno preñado de puñaladas
que Cavada muestra en el noticiero
es todo lo que queda de mí.
¿Qué más quieres que te cuente?

Anuncios