Y las sombras se abrieron otra vez
 y mostraron su cuerpo
 Octavio Paz

I.

La piel convulsa
la memoria del cuerpo:
verbos silentes.

Las manos piensan
diluvian los latidos
gritan: silencio.

La nada te ve
ningunea los recuerdos
nacen memorias.

Convulsa la piel
catarsis hipnótica
ojos y amnesia.

Anuncios